Barcelona es una de las 30 ciudades tecnológicas más grandes del mundo

La capital catalana ocupa la posición veintiuno del ranking tecnológico, además de ser la tercera en el apartado de dinamismo y la quinta en movilidad

Según el estudio anual Tech Cities 2019, elaborado por la consultora inmobiliaria internacional Savills, Barcelona se encuentra en la lista de las principales ciudades tecnológicas del mundo, ocupando el puesto número veintiuno. Este listado recoge los treinta grandes centros de innovación a nivel global que, en esta ocasión, lidera Nueva York, seguida por San Francisco, Londres, Ámsterdam y Boston.

Para realizar este estudio, Savills ha analizado varios parámetros que hacen de estas ciudades las más atractivas para las TIC. Factores como la infraestructura tecnológica, el entorno empresarial, el talento, el estilo de vida, los servicios para la movilidad o los gastos de alojamiento son fundamentales a la hora de elegirlas.

De entre todas las ciudades analizadas, Barcelona es una de las mejor posicionadas en el apartado correspondiente a dinamismo y bienestar, ocupando una tercera posición, sólo superada por Londres y Berlín. Además de esto, también ha despuntado como una urbe dinámica, y abanderada del bienestar y la calidad de vida, gracias a los niveles de polución, la calidad de sus parques, la asistencia sanitaria y su amplia oferta cultural.

Otro de sus puntos fuertes, es que la ciudad catalana cuenta con unos costes asociados al real state, como el alojamiento o el coworking, mucho más económicos que otras ciudades que lideran el estudio. Basándonos en los datos de este ranking, el precio medio del alquiler de un despacho privado en un coworking es de 380 dólares, frente a la media de 590 dólares del conjunto Tech Cities.

A pesar de ésto, los costes elevados no suponen una traba para el éxito y consolidación de estas ciudades como centros neurálgicos de la tecnología y la habitabilidad de las urbes.