El retorno a la oficina en Europa cobra impulso en 2022

El 83% de las principales compañías europeas prevé un retorno regular a la oficina para este año

europa, cbre, oficinas, edificios

Oficinas en Europa

La flexibilidad laboral ya es una realidad para muchas compañías españolas. Empresas del IBEX 35 están tomando medidas en este sentido que van desde la implantación de un modelo de teletrabajo definitivo o, incluso, la apuesta por una semana laboral de cuatro días. Pero ¿cómo avanza esta tendencia en Europa? 

Las restricciones que nos han acompañado durante estos dos últimos años empiezan a desaparecer en todo el viejo continente, permitiéndonos recuperar una sensación de normalidad para la vuelta a las oficinas en las principales compañías europea. Esta es una de las conclusiones extraídas del “EMEA Occupier Sentiment Survey”, estudio elaborado por CBRE, firma internacional de consultoría y servicios inmobiliarios, y que se ha llevado a cabo entre 119 empresas de diferentes sectores de toda Europa y en el que se destaca que el 83% de éstas prevé un retorno regular a la oficina en 2022. Los planteamientos varían entre sectores y, mientras el 80% de las empresas financieras se marcan como objetivo la vuelta en el primer semestre de 2022, el 33% de las tecnológicas prefiere no marcarse plazos y dejar que el proceso evolucione de forma natural. 

La vuelta a la oficina, sin un modelo predominante 
El estudio recoge que sólo un 6% de las empresas analizadas a nivel EMEA está imponiendo una vuelta a tiempo completo en las oficinas. Por otro lado, el 35% de las compañías europeas permite la vuelta voluntaria a elección del empleado y el otro 35% requiere que los empleados vayan a la oficina, al menos, parte del tiempo.

Para Alfonso Galobart, Vicepresidente de CBRE España y Head Agile CBRE EMEA: “En España la vuelta a la oficina es la opción mayoritaria por pate de las empresas que, por otra parte, están abrazando el modelo híbrido de trabajo. Con todo, no hay una fórmula general; cada empresa tiene que encontrar el modelo que mejor se adapte a ella, al tipo de sector en el que opera, al tipo de plantilla que tiene y, por supuesto, a la cultura que quiere tener y transmitir.”

Los resultados del estudio arrojan cómo el 72% de las compañías europeas (frente al 55% del año 2021) afirma estar evolucionando hacia un modelo de trabajo híbrido, en el que los empleados tienen cierta capacidad de elección dentro del marco diseñado por la empresa. “Los modelos híbridos representan una buena solución para empresas y trabajadores. En ellos encontramos la flexibilidad para conciliar y la continuidad de uso del espacio de oficina, como favorito para contribuir al aprendizaje, la creatividad, el desarrollo, la colaboración y la eficiencia de los equipos”, concluye Galobart. 

La encuesta destaca también cómo más de la mitad (56%) interesada en implementar un modelo de trabajo híbrido remarca la importancia de contar con el apoyo de la alta dirección y cómo para casi dos tercios de los encuestados la pandemia ha influido a la hora de acelerar esta decisión.  

Respecto al espacio flexible sigue entendiéndose como una de las principales oportunidades para las empresas. De hecho, según, el “EMEA Occupier Sentiment Survey de CBRE” un 57% considera que su portfolio se compondrá de entre un 11-50% de opciones flex en 2 años. La posibilidad de disponer de espacios fácilmente adaptables a las necesidades cambiantes es importante para 3 de cada 4 empresas. Disponer de espacios privados para llamadas (61%) y espacios de reunión compartidos (51%) le siguen en importancia.

Comunicación y tecnología, claves en la vuelta a la oficina 
El estudio, analiza también el papel que la empresa europea debe adoptar ante la vuelta a la oficina. En este marco, el 63% de los encuestados considera muy importante que haya mensajes claros por parte de la corporación ante la vuelta a la oficina. Por otro lado, el 55% confía en la definición de estrategias de comunicación específicas. A su vez, el 39% cree en la importancia de organizar eventos que demuestren el papel clave de la oficina y, por último, el 48% de los mismos entiende el correcto equilibrio entre la experiencia tecnológica en la oficina y fuera de ella como una prioridad.