El coworking Crec duplicará su presencia en Barcelona

La compañía barcelonesa, que ya cuenta con tres espacios de trabajo flexible en la Ciudad Condal, se encuentra en busca de inversión para continuar con su desarrollo.

Centro de coworking de la compañía Crec

Crec busca crecer en la Ciudad Condal. La compañía de coworking ya cuenta con tres espacios de trabajo flexible en Barcelona y aspira a duplicar dicha cifra durante los próximos tres años dentro del área metropolitana de la ciudad.

La compañía apuesta por expandir su presencia en áreas alejadas al centro de la ciudad, cuyas zonas han cobrado fuerza tras el inicio de la pandemia. Además, para aportar flexibilidad a sus centros, Crec apuesta por los espacios diáfanos.

Los centros que la empresa posee actualmente cuentan con 300 usuarios, lo que supone entre un 60% y un 70% de ocupación. De los tres centros operados por la compañía, el primero en ponerse en marcha fue el ubicado en una antigua nave industrial de Poble Sec, el segundo espacio abrió en Sabadell y finalmente en 2017 se inauguró su centro situado en la Gran Vía. Todos ellos tienen un público bien diferenciado, tal y como señala Román Calavera, consejero delegado de la compañía: “Contamos con empresas de coaching, trading, despachos de abogados, distribuidoras…”

La empresa tiene previsto recuperar el nivel de facturación alcanzado en 2019, tras la caída del 30% durante el año pasado.

Para el esperado crecimiento natural de la marca, el directivo apuesta por recaudar inversión de capital de aquellos usuarios que quieran involucrarse en el proyecto, pero no desestima la opción de evaluar la entrada de otros socios externos.

La empresa ha gestado proyectos innovadores como la creación de una moneda token de uso exclusivo en sus centros para fomentar la interacción entre los usuarios, que sirve para intercambiar servicios entre ellos. Además, tiene en funcionamiento dos centros de colaboración público-privada “en barrios con un nivel socioeconómico bajo en locales cedidos por el Ayuntamiento para crear centros de retorno social, donde los usuarios no pagan con dinero, sino con trabajos a la comunidad”, tal y como explica el consejero delegado de la compañía.

Crec nació en 2011 gracias a un grupo de trabajo de Lleuresport, compañía de gestión pública de actividades deportivas y culturales. “Vimos que el concepto del futuro iba hacia espacios colaborativos, donde la gente no busca espacios para trabajar, sino formar parte de una comunidad”, explica Calavera.