WiZink abandona su sede en el madrileño barrio de Arturo Soria

La reducción de costes ha llevado al banco digital a tomar la decisión de buscar un edificio de menor tamaño y en una zona menos exclusiva.

Sede actual del banco WiZink en Madrid

Tras cuatro años en Arturo Soria, WiZink opta por trasladar su sede a un emplazamiento menos costoso que el exclusivo barrio de la capital.

El inmueble donde se encuentran actualmente sus oficinas de Madrid es propiedad de Merlin Properties y tiene una superficie de 7.650 metros cuadrados. El espacio está distribuido en ocho plantas con predominancia de open spaces y dotado de diferentes salas. El activo, además, cuenta con áreas ajardinadas, aparcamientos y seguridad.

Según Expansión, la entidad bancaria estaría buscando una ubicación menos costosa y de dimensiones más reducidas con la finalidad de ajustar sus costes y ofrecer a su plantilla una modalidad híbrida de trabajo, presencial y en remoto, lo que le permitiría optimizar sus recursos y limitar los costes permanentes.