Primark desembarca en el centro de la Ciudad Condal

La firma irlandesa estrena su flagship en Barcelona, cuatro años después de su apertura a pie de calle en Madrid.

El número 23 de Plaza Cataluña acoge el cuarto establecimiento de Primark de Barcelona. El gigante irlandés de la moda low cost acaba de inaugurar su tienda de Barcelona, apertura que tuvo que postponerse debido a la pandemia. Ahora, tres meses más tarde, su macrotienda ubicada en la confluencia de Plaza Cataluña con La Rambla ha visto la luz.

El edificio, considerado Bien de Interés Cultural, tiene 7.393 metros cuadrados de superficie. Sirvió de sede del Banco Central de Barcelona durante los ochenta y posteriormente acogió una gran tienda de Marks & Spencer. Después, pasó a manos de El Corte Inglés. En la actualidad, pertenece a la socimi Zambal Spain, que está gestionada por IBA Capital Partners.

El local comercial donde acaba de instalarse la low cost de la moda dispone de 4.800 metros cuadrados y cuenta con 6 plantas. Así, la marca refuerza su posición en Barcelona con la apertura de su segunda tienda más grande de España – por detrás de la situada en la Gran Vía madrileña - en un eje prime, donde también están presentes otros grandes de la moda como Apple, Zara, Mango o la norteamericana Urban Outfitters.

Tal y como informa la firma, han abierto su nuevo establecimiento implementando todas las medidas de seguridad e higiene necesarias: control de aforo, señalética para favorecer las distancias de seguridad, higienizadores de manos y dotación de mascarillas y guantes.