Entrevista a Vicente Verdú de TPF

Verdú es responsable de desarrollo comercial de la consultora inmobiliaria desde julio de 2019. Anteriormente ha desarrollado el papel de director comercial en SFI Consulting y jefe de equipo en Keller Williams Open Market.

TPF Consultora Inmobiliaria trabaja desde hace 25 años en el sector de la inmologística, en el que cuenta con amplia experiencia y grandes proyectos en su haber. No solo en la parte comercial, sino también en la conceptualización de proyectos desde cero ubicados por toda la geografía española gracias a su participación en la firma Triangle Real Estate Management. Además, junto a su partner Aspor Ingeniería, desde donde se desarrollan proyectos de obra tanto de nueva construcción como de rehabilitaciones y reformas con las herramientas y metodologías más innovadoras, conforman un potente grupo dedicado al sector inmobiliario especializado en logística capaz de acompañar al cliente en cualquiera de las fases: desde el asesoramiento en la mejor ubicación para su proyecto a la venta o alquiler de plataformas logísticas.

Hablamos con su Responsable de Desarrollo Comercial, Vicente Verdú, sobre la situación actual del sector, los proyectos que tienen entre manos y las claves de la perdurabilidad y el éxito de TPF en el mercado.

Pregunta: TPF, junto a Triangle REM, está presente en una de las promociones logísticas del centro de la península con más proyección, la Plataforma Central Iberum de Illescas, ¿cuál es vuestro proyecto exactamente?

Respuesta: Sí. En el centro de la península, concretamente en Illescas, en el área logística Plataforma Central Iberum, un espacio que está creciendo mucho y que ya tiene prevista una importante ampliación, disponemos de una plataforma logística, en este caso, promocionada por Aquila Capital: Illescas Green Logistics Park. Naves logísticas llave en mano hasta 125.000 m2 ubicadas en el que será el corazón logístico del centro de España por sus magníficas comunicaciones con el resto del país y con Portugal.

Pregunta: La logística se ha revelado como una de las actividades clave en esta crisis sanitaria, ¿se va a mantener esta potencialidad del sector a lo largo del tiempo?

Respuesta: El sector logístico lleva años creciendo y consolidándose como una de las actividades económicas más importantes. Ha dejado de ser el futuro para convertirse en el presente de muchos enclaves que se han especializado en este tipo de empresas. Y eso ha sido posible por la propia evolución de la economía, más globalizada y basada en el comercio internacional tanto de producto como de materia prima, y a los cambios sociales con un crecimiento exponencial del comercio electrónico. En esta crisis, se ha demostrado la importancia de una buena y firme cadena de suministro y ahí es una pieza fundamental la inmologística.

P: En ese sentido, ¿qué se prioriza en una nave logística?

R: Hablamos de una actividad donde el espacio no es únicamente el continente, sino que influye en la propia productividad de la empresa. Los muelles de carga, el diseño de las playas para facilitar la maniobrabilidad de los vehículos, el diseño del almacén aprovechando cada metro cuadrado de espacio y teniendo en cuenta los flujos constantes de personas y mercancías… Cada segundo cuenta y también cada céntimo. Por ello se buscan naves más grandes. Hay una amplia demanda de plataformas de más de 10.000 m2 y que cuenten con la última tecnología en cuanto al uso de recursos energéticos, que sean sostenibles y eficientes, que se diseñen y construyan de la forma más segura y rápida posible y, sobre todo, que estén ubicadas cerca de los principales corredores de mercancías. Junto a todo ello, adquiere cada vez una mayor relevancia que en el diseño de las plataformas se tengan en cuenta aspectos sociales; plataformas diseñadas también pensando en las personas que van a trabajar en ellas: zonas de descanso, amplios vestuarios, offices y comedores, accesibilidad, espacios verdes, incluso zonas deportivas como un valor añadido para las compañías en la crucial tarea de atraer y retener talento.

P: ¿Cuáles son esas ubicaciones estratégicas?

R: En España se están consolidando algunos enclaves logísticos de gran nivel y que tienen, por tanto, alta demanda. Por ejemplo, en Valencia encontramos la zona prime en el cruce entre la A-7 (autovía del Mediterráneo) y la A-3, la carretera de conexión directa con Madrid. Los términos municipales de Riba-roja y Cheste están apostando por grandes áreas logísticas. De hecho, en Cheste se inauguró hace unos meses el primer parque logístico de iniciativa privada con certificado de sostenibilidad donde grandes firmas europeas, como VGP, están promocionando naves logísticas de última generación.

P: ¿En qué promociones de esas características estáis trabajando desde TPF en estos momentos?

R: En estos momentos tenemos dos naves logísticas que está construyendo VGP en Cheste y que comercializamos a través de TRIANGLE REM. Juntas suman más de 41.000 m2 construidos. Una de ellas, ya finalizada, cuenta con 15.000 m2 de superficie total alquilable y 18 muelles de carga. En otra de las parcelas se está levantando una plataforma que dispondrá de 26.000 m2 de superficie total alquilable.

También comercializamos en exclusiva una promoción del Grupo Lar en Quart de Poblet, en primera línea de la A-3. En este caso se trata de dos naves que se levantan sobre una parcela de 36.000 metros cuadrados y cuya finalización de obras está prevista para septiembre. La primera de ellas dispondrá de 8 muelles de carga en una nave de 5.010 metros cuadrados. La segunda nave consta de 16.921 metros cuadrados en la planta baja y de una segunda planta de 447 metros.

Otro de los enclaves más demandados en la provincia de Alicante es el área empresarial de Elche. Allí disponemos en alquiler de una nave que tiene 15.196 m2 con la previsión de un muelle por cada 860 m2.

Y, por supuesto, la promoción en Illescas que comentábamos anteriormente y que está ubicada en una de las zonas logísticas con mayor proyección de España.

P: Comentabas antes la importancia del uso eficiente de los recursos energéticos, ¿cómo se optimiza ese aspecto en vuestro sector?

R: En la propia concepción del proyecto, ya sea un parque logístico completo o una única nave, ya se pueden aplicar las medidas necesarias para que todas las fases del proyecto sean lo más sostenibles posibles: tanto el diseño y la construcción como la fase de explotación del edificio o el área industrial. Nosotros contamos con un Departamento Técnico, que opera bajo la marca de Aspor Ingeniería, que utiliza la tecnología BIM en cada uno de sus proyectos y las últimas herramientas tecnológicas asociadas a esta metodología que permiten una mejor precisión en la predicción de datos y, por tanto, dan la capacidad y la oportunidad de implementar las soluciones más sostenibles y adecuadas en las primeras fases del proyecto con un margen de error cada vez más pequeño. El resultado son proyectos eficientes y sostenibles con un menor coste de mantenimiento tanto económico como medioambiental y social.