¿Será Amazon el siguiente gigante inmobiliario?

Artículo semanal de Daniel Loureda, Fundador y Presidente de Misoficinas, sobre la actualidad del sector Proptech.

Descripcion de la imagen

Es obvio que no es necesario que os describa a la compañía ni que os cuente su modelo de negocio pues ya es de sobra conocida por todos, pero sí que os voy a contar lo último que está haciendo Amazon relacionado con el sector inmobiliario y algunas reflexiones de cara al futuro.

Para ponernos en contexto, Amazon es la cuarta compañía del mundo por capitalización. Microsoft y Apple son la primera y la segunda y Alphabet (Google) la cuarta.

A nivel inmobiliario, Amazon ya es muy grande en logística. Para su desarrollo, inicialmente se apoyó en las empresas de referencia en reparto (Fedex, UPS, SEUR, Correos, etc) pero ahora ya gestiona de forma propia más del 50% de sus repartos.

En cambio, por el momento (volveremos más adelante sobre este tema), Amazon no es propietario de las naves logísticas en las que opera, sino que éstas son propiedad de grandes empresas patrimonialistas o de fondos internacionales como Blackstone.

Pero, como os voy a contar a continuación con algunas iniciativas que Amazon está realizando, parece claro que sí está analizando con detalle el sector inmobiliario. De hecho, ya ha entrado, aunque no con el impacto que, por su capacidad financiera, podría tener.

Para ir desglosando los avances de Amazon en el sector, empecemos por recordar que en 2018 lanzó una alianza con el mayor promotor de Estados Unidos, Lennar, para crear los Amazon Experience Centers, que son básicamente pisos piloto con todos los “gadgets” de Amazon instalados en él, empezando por Alexa.

Y este verano ha lanzado otra iniciativa junto con destacados brokers en Estados Unidos, denominada Amazon TurnKey. A través de su web, cuando un cliente se da de alta se le pone en contacto con un broker referenciado y, a cambio, puede obtener entre 1.000 y 5.000 $ en productos Amazon.

Esto obviamente puede tener un impacto muy relevante en la estructura del sector y, en especial, en los brokers online. Cuando la noticia fue lanzada, Zillow, el portal inmobiliario de referencia en Estados Unidos, sufrió una importante caída en bolsa por motivos obvios.

Hay que tener en cuenta que la compra de una vivienda es, de largo, la adquisición más importante que un individuo realiza en en general en su vida. Luego, parece evidente que el mayor retailer del mundo pueda tener entre sus planes entrar en este segmento.

Por otro lado, también parece cierto que existe un movimiento claro de la compra al alquiler en muchos países donde opera.

En este caso, parece que la ventaja competitiva de Amazon es todavía más evidente pues si hay más transacciones, más movimientos, más mudanzas, más cambios, su ventaja competitiva basada en su base de clientes, su capacidad logística, su tecnología, etc, es todavía mayor.  

Por otro lado, parece que Amazon también podría estar pensando entrar en el inmobiliario a través de la concesión de hipotecas.

No entraré a valorar (el mundo del Fintech es para otro Blog del cual no me considero experto) si realmente Amazon (al igual que las otras grandes tecnológicas – Microsoft, Google, Apple) se plantea entrar en el sector financiero en su globalidad, aunque parece que Apple ya lleva tiempo pensándolo (con Apple Pay antes y ahora con Apple Card).

En términos generales y bajo mi punto de vista, en todas las áreas de servicios y productos, si en ellas no hay una barrera de entrada clara, los grandes gigantes tecnológicos como Amazon (y Google) acabarán entrando y, eventualmente, siendo agentes principales de los diversos sectores (inmobiliarios, financieros, etc).

Sólo en aquellas industrias donde existan barreras de entrada o dificultades operativas muy relevantes (construcción, licencias por proyecto, etc), la palanca competitiva de estas empresas ejerce menos fuerza.

En el caso de Real Estate, no es lo mismo poner en contacto a compradores y vendedores, conceder hipotecas, (e incluso cerrar contratos online) que desarrollar cientos de proyectos inmobiliarios repartidos por el mundo, con toda su casuística local.

Capital no le falta obviamente a Amazon, pero creo que los ejecutivos de la compañía estarán pensando (acertadamente) en desarrollar nuevos productos y servicios en otras industrias pero siempre basados en su ventaja competitiva tecnológica.

Y lamentablemente (para Amazon) o afortunadamente (para los promotores y patrimonialistas del mundo) comprar, operar y desarrollar Real Estate, hasta la fecha, es un proceso bastante poco tecnológico por lo que Amazon no parece tener una ventaja competitiva en esta área.

Aún a pesar de esto y por los motivos explicados anteriormente (base de clientes, tecnología, capital, etc), parece que Amazon acabará entrando de lleno en el sector.

Luego la pregunta más bien será cuándo y cómo entrará (y se desarrollará) Amazon en el sector inmobiliario mundial y hasta qué punto será un gigante o no.

En mi opinión, será difícil que Amazon sea la mayor empresa inmobiliaria a nivel global a corto o medio plazo porque exigiría mucho capital si lo hace en versión patrimonialista (que creo que dedicará a otras oportunidades más evidentes para su estrategia). En versión promotor exigiría un know-how que es muy diferente del expertise tecnológico que tiene.

Pero lo que sí creo que puede hacer (y de alguna forma hará), es convertirse en uno (si no el mayor) de los mayores proveedores de servicios inmobiliarios (o productos accesorios) a nivel mundial.

Tiene la base de datos, la tecnología, los clientes, la logística, etc. Y ponerles en contacto, con mayor o menor complejidad tecnológica, no parece que sea un desafío que no pueda conseguir.

Ahora bien, en mi opinión, lo más difícil para Amazon, en base al desarrollo de su negocio actual, a sus necesidades logísticas, operativas, etc, es elegir entre todas las opciones que se le presentan (patrimonialista logístico, broker online, proveedor integral, etc) y optar por la más acertada.

Esperaremos a ver cómo se desarrollan los acontecimientos, aunque creo que no tardarán mucho en producirse…