Cinco claves para seducir laboralmente a los millennials

Spaces ha identificado las 5 claves que deben tener en cuenta las empresas de hoy en día para conseguir captar y retener el talento millennial.

Descripcion de la imagen

En España hay más de 8 millones de jóvenes de entre 18 y 34 años, son los llamados “Millenials” o “Generación Y”: nacidos al amparo de Internet, están totalmente familiarizados con las nuevas tecnologías. Su entrada en el mundo laboral ha supuesto una completa revolución, que ha provocado un cambio estructural en la concepción del trabajo.

La flexibilidad es uno de los aspectos que más valoran los millenials a la hora de valorar una oferta laboral, ya que para ellos es muy importante el equilibrio entre la vida laboral y la personal. Para muchos profesionales tener un horario de oficina se ha quedado anticuado y consideran que se obtiene mayor provecho con un horario flexible, adaptando los horarios para que empiecen y terminen más tarde o viceversa, incluso que no se tengan en cuenta los horarios, sino que se centren en los resultados del trabajador. A nivel geográfico, consideran que el tiempo empleado en el desplazamiento a su puesto de trabajo es un tiempo que no pueden invertir en su vida personal, por lo que posibilitar el uso de espacios de trabajo flexible en momentos puntuales más cerca de su domicilio puede ser la diferencia que consiga retener el talento.

Los millenial son nativos digitales, por lo que están muy acostumbrados a integrar los avances tecnológicos en su día a día. El sector de la tecnología cuenta con algunas de las empresas más exitosas del momento y estas empresas han creado productos y servicios que dan forma a nuestras vidas, pero también han creado algunas de las oficinas más impresionantes del mundo para sus empleados, y son conocidos por sus apasionantes espacios de trabajo. Para los nuevos profesionales, que la empresa cuente con lo último en tecnología es imprescindible para maximizar su productividad.

Los trabajadores de hoy pasan casi más tiempo con compañeros de trabajo que con sus familias y, al trabajar rodeados de otras personas, están configurando una red social muy importante en sus vidas, que puede influir en el desarrollo de la propia organización. Lo más importante de trabajar junto a otros profesionales es conseguir que nazca un sentimiento de comunidad que vaya mucho más lejos del que tiene una simple oficina. Este sentimiento consigue que los profesionales se sientan identificados con la marca, haciendo que cada logro de la empresa sea extensivo a cada uno de los que han aportado su granito de arena.

El trabajador millennial sabe que el mundo avanza muy deprisa y no quiere quedarse atrás en ningún momento, por lo que requiere que la empresa cuente con buenos programas de formación que les ayuden a reforzar sus habilidades, así como a aprender nuevas capacidades. Estos planes de formación ayudan tanto al profesional a crecer como a la propia empresa, que podrá aprovechar la pericia que vayan adquiriendo a la hora de poner en marcha nuevos proyectos.

Por último,los jóvenes millennials, acostumbrados a la comunicación instantánea y la recepción de cantidades ingentes de información, necesitan entornos estimulantes y modernos. Necesitan un proyecto que realmente les motive y les haga sacar lo mejor de sí mismos, porque trabajar en un ambiente creativo estimula la mente, y una mente estimulada será la que cree las grandes ideas del futuro.