Patrizia Inmobilien busca nuevas oportunidades en Bilbao, Sevilla, Valencia y Oporto

La gestora alemana, presente en España y Portugal desde 2015, quiere aumentar su presencia en ambos mercados, según ha informado el director general de la empresa en la Península Ibérica, Borja Goday.

Descripcion de la imagen

En total, la compañía ha invertido 870 millones de euros en ladrillo entre los mercados español y luso, por lo que Patrizia ya está presente son Madrid, Barcelona, Málaga y Lisboa “con inversiones mínimas de quince millones de euros pero que pueden superar los 500 millones de euros si la operación lo vale”, según explica el Goday.

La empresa participó en el proceso para comprar una de las cuatro torres del parque empresarial Cuatro Torres Business Area de Madrid, pero además de invertir en el segmento de oficinas también apuesta por otros mercados como el residencial, el retail, el hotelero, el logístico y los activos alternativos (residencias de estudiantes, complejos para personas mayores y plazas de aparcamiento).

Entre los inmuebles que componen la cartera de activos de Patrizia en España, son Serrano 90 y Gran Vía 21 de la capital española, una superficie industrial de 66.424 metros cuadrados en Toledo que adquirió por 37,5 millones de euros y otras tres plataformas logísticas que la empresa posee entre Madrid y Barcelona.

La gestora alemana comenzó su actividad en España hace tres solo años. Goday explica que el rápido crecimiento del grupo tanto en el mercado español como en el luso se debe a la adquisición de Triuva y Rocckspring, dos empresas que contaban con activos en la península.

Entre los planes de Patrizia en la Península está reforzar su presencia en el mercado de alquiler, ya sea de oficinas o residencial, y tampoco descarta alianzas con socimis ni la adquisición de una promotora para crecer en el residencial español.

Actualmente, la compañía está presente en más de veinte países europeos, entre los que se encuentran además, Italia, Francia, Reino Unido, Irlanda, Bélgica y Luxemburgo, siendo el principal punto de actividad Alemania, donde iniciaron su actividad hace 32 años y en el que están presentes como firma cotizada. En conjunto, la compañía lleva invertidos 40.000 millones de euros en toda Europa.