Adif alquila un complejo de naves a Virgin Hyperloop One para instalar un nuevo sistema de transporte por tubos vacíos

España es la elegida para desarrollar el tren del futuro en Boadilla (Málaga).

Adif se une con la compañía estadounidense Virgin Hyperloop One para instalar un nuevo sistema de transporte a través de tubos al vacío a muy alta velocidad. España ha sido el país elegido para albergar un centro de desarrollo y pruebas del Hyperloop y lo hará en una nave de experimentación que Adif tienen en Boadilla (Málaga). La empresa española de transportes pone a disposición esta nave a través de un contrato de arrendamiento a Hyperloop.

Esta nave ocupa una superficie superior a los 19.000 metros cuadrados que permite acomodar los equipos para las pruebas de hardware necesarias para el desarrollo de esta tecnología de alta velocidad. Éste es un complejo valorado en 500 millones de dólares, lo que equivale a 433 millones de euros. Además, está previsto que genere 250 empleos de alta cualificación en cinco años.


Según Adif, este acuerdo permitirá desarrollar, probar y validar en España los componentes y prototipos comerciales de este nuevo sistema de transporte de viajeros y mercancías en tubos al vacío en alta velocidad, que podría alcanzar un máximo de 1.200 kilómetros por hora, para los que se busca conseguir certificación según la regulación europea. Se prevé que el 2020 sea la fecha elegida para la puesta en marcha del prototipo que se lleva a cabo en el complejo de naves de Málaga.