Aragaza abre en el Gótico su sexta tienda en Barcelona

El nuevo local tiene una superficie total de 290 metros cuadrados, está situado en la calle Santa Anna y ha supuesto una inversión de 150.000 euros.

Descripcion de la imagen

La marca de moda Aragaza ha culminado la apertura de su sexta tienda en la calle Santa Anna 6, en pleno barrio Gótico de Barcelona. El nuevo local se suma a los de las calles de la Portaferrissa, Boters, los dos de la calle del Pi y otro en la misma calle Santa Anna. La nueva tienda tiene una superficie total de 290 metros cuadrados, de los cuales 100 metros cuadrados son superficie de venta, y ha requerido de una inversión de 150.000 euros en su remodelación para adecuar el local a la identidad de la marca. La operación se ha realizado bajo la asesoría de la empresa de gestión de patrimonios e inversión Laborde Marcet.

Aragaza, fundada en 2003 y con sede en Barcelona, cuenta con una plantilla de 21 trabajadores y una facturación total de 2,5 millones de euros en 2016. Hace diez años la marca nació con la intención de ofrecer moda masculina, casual, sport y elegante. Recientemente Aragaza ha incorporado también su propia línea de moda femenina.

“El barrio Gótico es una de las zonas más solicitadas por marcas de moda de un tamaño medio, pues los activos inmobiliarios disponibles reúnen las condiciones de rentabilidad, tamaño y alquiler adecuadas para este tipo de empresas. Además, el turismo juega un papel fundamental en calles como la de Santa Anna, por lo que tiene efecto directo en los ingresos de la marca”, afirma Gerard Marcet, socio fundador de Laborde Marcet.

Por su parte, Toni García Aragón, CEO y fundador de Aragaza junto a su mujer Tatsiana Viarheichyk, se muestra convencido del importante paso que esta apertura supone para el crecimiento de la marca. “Nuestro objetivo es asentarnos en el centro de Barcelona con nuestra marca propia y que el cliente se identifique con nuestras texturas, colores y diseños made in Barcelona”.