El ‘efecto Brexit’ para España: el PIB podría incrementarse en hasta 3.600 M€ anuales y se generarían hasta 53.000 empleos, si se actúa sobre el marco regulatorio y fiscal para incentivar al país como destino de empresas

27/06/2017

Madrid, principal candidata por sus infraestructuras, su disponibilidad de oficinas, su ubicación estratégica, su condición de puente de Europa con Latinoamérica y su sistema educativo.

El Brexit es ya una realidad y tendrá implicaciones sobre la economía española, que podrían verse compensadas con la atracción de compañías internacionales en España. A pesar de las perspectivas actuales --España no se encuentra entre los países-objetivo prioritarios como destino de empresas afectadas--, el informe La oportunidad Brexit. Impacto económico en España de la atracción de empresas afectadas por el Brexit, elaborado por PwC para la Junta de Compensación de Valdebebas, estima que el PIB podría incrementarse anualmente en hasta 3.600 M€, se podrían generar hasta 53.000 empleos estables y la recaudación pública aumentaría en hasta 1.450 M€ anuales, si las administraciones públicas asumen un papel más activo y trabajan en un marco regulatorio y fiscal para incentivar a España como destino de empresas internacionales. De hecho, el informe detalla el potencial de mejora de España respecto a países competidores en aspectos laborales, fiscales, financieros, inmobiliarios y mercantiles.

El informe estima que el número de empleos en riesgo de relocalización que podrían ser atraídos a España, en el caso de darse las condiciones regulatorias óptimas, oscilaría entre los 5.400 y 13.900. En este contexto, los sectores más afectados por el Brexit serían el financiero y el tecnológico, que podrían recolocar a un mayor número de empleos fuera de Reino Unido, seguidos del farmacéutico, automoción y aeroespacial.

El efecto positivo de incentivar la atracción de empresas tendría igualmente impacto en el empleo nacional. En concreto, los escenarios definidos estiman la generación de entre 20.000 y 53.000 empleos nuevos y estables, que representan entre el 0,11% y el 0,29% del total de ocupados en España en 2016.

En el escenario más optimista, los sectores más beneficiados en términos de impacto de empleo directo e indirecto serían los servicios profesionales y empresariales, el comercio retail y la hostelería. La contribución total al empleo nacional, derivada de la actividad de las empresas atraídas a España, sería equivalente, por ejemplo, al 74% de los empleados del sector de telecomunicaciones en España, al número actual de empleados de la administración local de la Comunidad de Madrid y al 30% de los empleados del sector de la hostelería en Madrid.

El informe La oportunidad Brexit estima los impactos positivos en la economía, el empleo y la recaudación fiscal en el corto y largo plazo, atendiendo a impactos recurrentes --se mantienen año tras año por la propia actividad de las empresas atraídas: pago de sueldos, impuestos y obtención de beneficios; gastos e inversiones y consumo en España de empleados--; y puntuales, derivados de las inversiones iniciales asociadas a la implantación de empresas atraídas: construcción de oficinas y ejecución y/o ampliación de infraestructuras industriales. 

El informe estima que la Comunidad de Madrid cuenta con una serie de puntos fuertes que le permiten ser la principal alternativa española a Londres, entre ellos, que su capital es el principal centro de negocios del país; su localización estratégica y el ser considerada puente de Europa con Latinoamérica; su plataforma logística y la existencia de infraestructuras de primera clase, que permiten conexiones interiores e internacionales; su alta disponibilidad de oficinas a precio competitivo --entre ellas el más de 1 millón de m2 de suelo disponible en Valdebebas--; su entorno fiscal favorable para las empresas y trabajadores impatriados; su naturaleza de ciudad cosmopolita, que ofrece calidad de vida con un coste de vida competitivo; y un sistema educativo de alta calidad.

Madrid disponía en 2016 de cerca de 1,9 millones de m2 para oficinas --es la segunda capital europea tras París con mayor disponibilidad--, con un precio por m2 muy competitivo con respecto a otras ciudades europeas de referencia: el alquiler medio de la zona prime en 2016 era de 27 €/m2/mes; precio que se reducía hasta los 12 €/m2/mes en la zona descentralizada. Este precio medio en la zona prime solo es más competitivo en Berlín (26 €/m2/mes), mientras que en París alcanza los 67€/m2/mes y en Dublín los 52 €/m2/mes.


COMENTARIOS
La noticia no tiene todavía comentarios

BUSCADOR OFICINAS ↓

Provincia
Tipo
Municipio
Zona
Superficie
PUBLICIDAD





Para ejecutar esta acción tiene que estar autenticado.

Para acceder a su área personal de usuario o para crear una nueva cuenta de usuario totalmente gratis en MisOficinas.es, pulse ahora el botón Aceptar.