Nebraska cierra después de más de 60 años de presencia en Madrid

Se une, de esta manera, a los cierres de locales míticos de la capital.

Descripcion de la imagen

El fondo Corpfin Capital Real Estate, cuya actividad gira en torno a la inversión y gestión inmobiliaria, ha adquirido el Grupo Nebraska, presente en la capital desde la inauguración en 1955 de su primer local.

Esta operación ha incluido la compra por parte de Corpfin de los cuatro locales que tenía en propiedad Nebraska en Madrid: los de las calles Alcalá y Goya por 9,9 millones de euros; y los de Gran Vía y Bravo Murillo por 4,6 millones.

El Grupo Nebraska ha argumentado que la principal razón para realizar esta venta ha sido la imposibilidad de seguir con la actividad tras unas pérdidas abultadas. El cierre ha sido inesperado para sus 92 trabajadores, que quedan a la espera de lo que el nuevo propietario decida hacer con los inmuebles.

Este cierre se suma a lista de clausuras de locales emblemáticos de Madrid como la de la cervecería Santa Bárbara, el Café Comercial, la cadena Manila o la cafetería Zahara.