Entrevista especial mes de marzo: Mujeres con responsabilidad en el sector inmobiliario

El Real Estate ha ido diversificándose en los últimos años, sin embargo, sigue contando con una mayor proporción de profesionales que son hombres. Las mujeres han ido abriéndose paso en este entorno y, con motivo del Día Internacional de la Mujer, hemos querido darle visibilidad a la presencia femenina, entrevistando a algunas de las directivas que se han hecho un hueco en este sector.

Entrevista a Alba Díaz de WIRES, Almudena Hernández de ProWorkSpaces, Joana Calvo de Colonial y Nieves Cañete de Altamira.

En esta ocasión, la entrevista de Misoficinas tiene un carácter especial.

Por ser el 8 de marzo el Día Internacional de la Mujer, hemos querido contar con figuras femeninas con cargos de responsabilidad en el sector inmobiliario, que, a pesar de su continua diversificación, sigue siendo mayoritariamente masculino.

Por ello, les propusimos a:

  • Alba Díaz, socia fundadora y miembro de la Junta Directiva de WIRES
  • Almudena Hernández, gerente de ProWorkSpaces
  • Joana Calvo, responsable de Marketing y Comunicación de Colonial
  • Nieves Cañete Madrigal, Digital Marketing Manager de Altamira 
que se colocaran frente a una cámara para hablarnos sobre su llegada al sector inmobiliario, su recorrido profesional, los desafíos a los que se han enfrentado en su carrera y qué retos piensan que marcarán el futuro del Real Estate.

Podéis ver la vídeo-entrevista a continuación, pero os dejamos debajo la transcripción de la misma por si preferís leerla.


¿Cómo llegaste a trabajar en este sector?

Alba Díaz:

Mi aterrizaje en el sector inmobiliario es coincidente con el nacimiento casi de la SAREB, en una época en la que la crisis inmobiliaria estaba en pleno auge y las viviendas necesitaban posicionarse y ganar muchísima visibilidad. Entonces, este aterrizaje mío, llegó en un momento de plena crisis, con un nacimiento de un banco que necesita posicionar sus activos inmobiliarios y agilizar los precios.

Almudena Hernández:

¿Cómo llegué a trabajar en este sector? Pues mi llegada al sector de la oficina flexible fue por pura casualidad. Estaba en búsqueda de nuevos retos profesionales y surgió la oportunidad de trabajar para ProWorkSpaces, donde podía aportar mi experiencia en otras asociaciones y aprender de un sector nuevo para mí.

Joana Calvo:

¿Cómo llegué a trabajar en el sector inmobiliario? Pues como tantas cosas en la vida, un poco por casualidad. Yo siempre digo que soy periodista de nacimiento y marketiniana de adopción y empecé colaborando en tareas de gabinete de prensa - viniendo del mundo del periodismo - en gestión de centros comerciales. Empecé por el retail y luego, de una manera más natural, siempre acompañada de la confianza de la compañía en la que estoy, pues evolucionando más hacia el segmento de oficinas. Pero esta fue la evolución, yo creo que, por lógica, evolucionando hacia más oficinas y viniendo de retail, siempre en el mundo de marketing y comunicación.

Nieves Cañete:

Pues yo entré en el mundo del Real Estate un poco de casualidad. Yo venía del sector TELCO, conocía este sector a nivel puramente usuario. Surgió la oportunidad y, bueno, acepté el reto y aquí sigo.


¿Cómo definirías tu evolución desde tu primer trabajo hasta hoy?

Alba Díaz:

Mi evolución, desde mi primer trabajo hasta hoy, la definiría como una evolución muy positiva.

Seguramente el haber fundado una asociación como WIRES, que promueve y fomenta la presencia de la mujer en el sector inmobiliario, en un sector tan masculinizado como es el nuestro, creo que ha sido un trampolín y me ha ayudado a poder ganar visibilidad y a tener un reconocimiento – siendo mujer – dentro del sector, bastante positivo.

Por lo tanto, recoger un poco ese agradecimiento a los hombres que lideran el sector inmobiliario por la acogida en cuento a WIRES y, por supuesto, en cuanto a mi persona, a nivel y a título personal.

Almudena Hernández:

Mi evolución desde mi primer trabajo hasta hoy: pues empecé muy joven a trabajar y mi evolución ha sido muy diversa, tanto en los sectores, como en los puestos que he ido ocupando.

Tuve un pequeño paréntesis temporal, por la dificultad de conciliar mi vida personal y profesional, y después la incorporación al mundo laboral reconozco que fue difícil.

Mi evolución la definiría como un continuo aprender y desaprender y hacerlo rápido, para adaptarme a entornos muy ágiles.

Joana Calvo:

Pues yo creo que tengo mucha suerte y que la evolución de mi vida laboral ha sido una cosa natural.

Ha sido un proceso natural de maduración, empezando desde tareas más relacionadas con la comunicación, porque venía del mundo del periodismo, y poco a poco, vinculándome más a esta parte más de marketing y gestión de activos, gracias también a la confianza de la compañía en la que estoy y al crecimiento paralelo de esta compañía, que poco a poco se ha ido especializando más en el segmento oficinas.

Yo creo que es un proceso natural de aprendizaje y de acumulación de vivencias y, hasta el día de hoy, siempre priorizando pasárnoslo bien y aprender siempre, constantemente.

Nieves Cañete:

Mi evolución, pues ha sido ha sido bastante intensa.

Yo entré como responsable de marketing digital en Altamira. En Altamira me encontré con otra grandísima mujer que fue mi jefa, Elena Ger, que me enseñó, la verdad, prácticamente todo lo que sé del mundo Real Estate. Y, de la mano de Elena, asumimos bajo mi responsabilidad también la parte del call center, dentro de marketing. Y ahora mismo llevo igualmente, dentro de España, el marketing internacional.


¿Cuál es el principal desafío que te has encontrado en tu carrera?

Alba Díaz:

Quizás uno de los principales o el principal desafío que me he encontrado en mi carrera profesional, dentro de este sector inmobiliario, es la infrapresencia que tiene la mujer en un sector muy masculinizado y tradicionalmente liderado por los hombres. Esas barreras reales y mentales que las mujeres nos ponemos hacen que sea un desafío para nosotras el poder formar parte de este elenco de líderes del sector inmobiliario.

Almudena Hernández:

Mi principal desafío profesional, sin duda, fue empezar a trabajar en un sector que desconocía, siendo mujer y mayor de 50 años.

Mi mayor reto ha sido conocer y entender el sector de la oficina flexible, cogerle el ritmo que está tomando en los últimos años, en los que está en una continua evolución. Es un sector que se adapta rápidamente a los cambios que demanda la sociedad y al que están llegando nuevos actores y, como resultado de todo esto, pues he descubierto mi pasión por este sector.

Joana Calvo:

Cuáles son los principales desafíos que me he encontrado en mi carrera: yo mencionaría dos desafíos.

Uno personal, igual que muchas otras mujeres, que es la conciliación de los primeros años de maternidad con el mundo laboral. Ahí, yo, afortunadamente, tuve la suerte de contar con el apoyo de la compañía en la que estoy y de mi marido y pude compaginar, pero reconozco que muchas mujeres se ven obligadas a escoger y esto no tendría que ser así. Espero que, en los próximos años, poco a poco, veamos desaparecer esta presión de tener que priorizar una cosa o la otra.

Y el otro gran reto, en el ambiente o en el entorno del marketing, yo creo que es esa velocidad, esa rapidez de tendencias, de herramientas, que te obligan a estar siempre con el radar abierto y siempre interpretarlas y saberlas implementar. Estos son los dos grandes retos que me he encontrado en mi carrera.

Nieves Cañete:

El principal desafío fue sin duda el hacer entender, dentro de lo que era este sector hace unos años, la importancia del marketing digital. Era mi posición, la posición que yo tenía que ocupar en ese momento, y bueno es un sector que no estaba demasiado acostumbrado, digamos, a este tipo de acercamiento al cliente. Era más, venía más [el enfoque], del mundo inmobiliario a pie de calle y vender toda esta parte internamente era complicado.


¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta el sector en el futuro?

Alba Díaz:

Uno de los principales desafíos a los que se enfrenta el Real Estate en un futuro muy próximo es, en el sector de las viviendas, la nueva configuración de las familias. El concepto de familia tradicional ha desaparecido, o está en proceso de desaparecer, y ahora mismo es totalmente diferente. Las nuevas agrupaciones familiares tienen necesidades nuevas, entonces el sector debe adaptarse para cubrir estas necesidades por parte de los compradores.

En cuanto al sector de oficinas, la pandemia y la crisis sanitaria que estamos viviendo actualmente, deja unas necesidades más básicas en cuanto a oficinas porque el teletrabajo parece ser que han llegado para quedarse.

Y en cuanto a la parte hotelera, sin duda, esta crisis sanitaria ha dejado a los hoteles en un segundo plano. El concepto de alquiler de vivienda para pasar y disfrutar de unas vacaciones parece que está teniendo bastante éxito, por lo tanto, los hoteles deberán buscar la forma, sobre todo para este próximo verano, de asegurar unas condiciones óptimas para evitar lo que es el contagio y evitar la enfermedad de la covid-19.

Almudena Hernández:

Los retos a los que se enfrenta el coworking y la oficina flexible son muchos, como la mayoría de los sectores.

Destacaría sobre todo el teletrabajo. El teletrabajo no es solo home-work y nuestra actividad encaja perfectamente como el tercer espacio para trabajar, es decir, la sede corporativa, la casa y la oficina flexible, que son espacios donde ofrecemos un entorno seguro y profesional y que además evita el aislamiento que produce el home-work, sobre todo a largo plazo.

Con las nuevas formas de trabajo el formato híbrido es y será la nueva normalidad y, desde luego, en el futuro del trabajo claramente el coworking y la oficina flexible tienen un papel fundamental.

Joana Calvo:

Yo creo que nos enfrentamos desde el sector inmobiliario a muchos retos, pero destacaría tres.

Primero el de la sostenibilidad, que en nuestro sector - esto es muy global, creo que este es un reto global - pero para nosotros pasa por la descarbonización de edificios y en la reducción de emisiones y yo creo, también, la eficiencia energética.

El segundo gran reto, mencionaría la transformación digital, que afecta a todo el proceso: desde la construcción de un edificio, el reciclaje de los materiales, la gestión de los edificios, cómo llegas al cliente… La transformación digital se está produciendo, y esto ya nos pasa desde hace años, en todos los estadios del proceso de nuestro negocio. Y el tercer reto es un poco más estratégico, o de negocio conectado a las personas, lo definiría yo. En este último año han pasado muchas cosas que nos han hecho plantearnos cómo nos relacionamos con los espacios, no solo las oficinas, sino los entornos donde vivimos, donde compramos, donde trabajamos, todos estos espacios que están alrededor de nuestra vida. Entonces yo creo que desde el sector inmobiliario tendremos que ser capaces de observar a las personas, de observar estas nuevas tendencias y dar respuesta a ellas de manera efectiva, para ser más eficientes, pero, sobre todo, para mejorar el bienestar de las personas en el día a día.

Nieves Cañete:

Para mí el principal reto es sin duda la digitalización del sector. Creo que el cliente ha cambiado mucho, cambia muy rápido, sigue cambiando. Creo que nos tenemos que adaptar, en este sector también, cómo no. Y creo que tenemos que hacerlo de manera muy rápida.

Cada vez se nos exige más por parte de nuestros clientes y las nuevas tecnologías nos acompañan y creo que tenemos que hacer uso de ellas y meternos de lleno en la digitalización 360 del sector. Para mí ese es el principal reto.