misoficinas.es entrevista a Eduardo Salsamendi de ProWorkSpaces

Eduardo Salsamendi es presidente de la asociación ProWorkSpaces desde 2009 y socio director de Klammer Business Centers

Como presidente de ProWorkSpaces, la antigua Asociación Española de Centros de Negocios, has visto evolucionar el sector de los espacios de trabajo flexibles desde sus orígenes hasta hoy, momento en el que estos espacios, lejos de ser una moda, son una realidad que ha llegado para quedarse, hace unos años ¿hubieras apostado por una evolución así?

Aunque en España ya existían operadores desde finales de los 70, la asociación nació en 1993 y en aquel entonces éramos un pequeño grupo de operadores de espacios. A partir del 2000, nuestra industria tenía un buen crecimiento, aunque no comparable a los crecimientos actuales. Es en la última década, y especialmente en los últimos 5 años cuando el sector se ha revolucionado. El cambio social en cuanto a las formas de trabajar, las nuevas tecnologías y las ventajas que aportan nuestras fórmulas en la realidad económica actual han impulsado que sea una fórmula adoptada cada vez por más empresas y profesionales de todo tamaño. Además, en el momento en que el capital ha puesto el foco en nuestro sector nos ha hecho mucho más visibles, y la inversión y la visibilidad se alimentan el uno al otro en una espiral ascendente.

Siempre hemos detectado que la oferta de oficina flexible era muy deficitaria, especialmente en España, y que esa carencia de oferta habría que paliarla. Para ser sincero, hasta hace unos pocos años, no pensé que la aceleración fuera a ser tan espectacular como lo está siendo en los últimos tiempos y además se prevé que continúe siéndolo.

Con la madurez del mercado de espacios flexibles y de coworking están surgiendo nuevos espacios adaptados a clientes con necesidades más específicas (directivos, clientes prime, etc.), en tu opinión, ¿cómo será la evolución del mercado en los próximos años?

Aunque nuestra industria aún no ha alcanzado la madurez, sí que la oferta ha crecido considerablemente. Una característica que se acentúa cada vez más es la gran diversidad en los espacios, desde el tamaño, los servicios ofrecidos o el tipo de instalaciones. Hay espacios de todas las características, tamaños y filosofías, lo que es una gran ventaja para el usuario, que siempre encontrará un espacio acorde a sus preferencias, presupuesto y necesidades. Esta diversidad continuará creciendo, no sólo en cosas como el tamaño, la estética o los precios, sino también con espacios “verticalizados” o sectorizados. De esa forma los usuarios con necesidades específicas por su actividad puedan contar con servicios diseñados para resolver necesidades concretas, y además puedan integrarse en comunidades que les aporten valor. Ya sabemos que “si quieres gustar a todos al mismo tiempo, no gustarás a ninguno” así que los espacios y servicios se diseñan para nichos concretos de clientes, bien por su actividad, sus gustos, su presupuesto, su localización... La base de la oficina flexible, como empresas de servicios, es todo lo que aportamos a nuestros clientes por encima de simplemente el espacio.

Otro síntoma de la madurez del mercado es la aparición de centros de trabajo flexible fuera de Madrid y Barcelona, ¿cómo ves el crecimiento del sector fuera de estas grandes urbes que históricamente han acaparado la mayor parte del negocio?

Mi espacio está en Pamplona desde 1990 con lo que conozco bien esa faceta. Como comentaba antes, hay que adaptar la oferta a las necesidades de los usuarios en función también de tu ubicación y tu entorno. El ritmo, el cliente y lo que demanda es distinto al de las zonas prime de las grandes ciudades. Seguramente las rentabilidades también. De todas formas, hoy en día somos una pequeña parte del parque total de oficinas, pero conforme las zonas prime muestran más signos de concentración en la oferta de oficina flexible, comienza a crecer en ciudades de segundo o tercer orden. En Reino Unido por ejemplo, país donde nuestra industria es más madura, los crecimientos en ciudades más pequeñas están siendo muy importantes, e incluso surgen operadores especializados en ello. Hoy en día, en las localidades más pequeñas, el competidor está principalmente en la oficina tradicional. A nivel general se oye hablar mucho de los grandes operadores en zonas prime, porque su potencia comunicativa e impacto global es superior, si bien a fecha de hoy más del 70% de la industria son pequeños operadores independientes, muchos de ellos magníficos. Especialmente en España somos una industria muy atomizada y muy diversa.

Aunque el coworking sigue ganando cuota de mercado, el alquiler de oficina tradicional sigue teniendo un peso muy importante, ¿qué ventajas e inconvenientes ves a cada modelo de negocio?

A fecha de hoy, la oficina flexible aporta enormes ventajas a la mayoría de usuarios, excepto aquellos que precisen infraestructuras muy específicas para su actividad. La flexibilidad es clave en todos los sectores de actividad económica. Además, gestionar la infraestructura también conlleva unos tiempos y costes que se van incrementado, y que recomiendan una gestión especializada en ellos. Estamos en la era del “usar” y no del “tener”, ante un escenario de incertidumbre y cambios disruptivos que nos obliga a adaptarnos continuamente a la realidad económica. Por otra parte, las tecnologías han cambiado la forma de trabajar y de entender el trabajo. Las organizaciones han de ser mucho más permeables y flexibles, porque colaborar con otras organizaciones es positivo para los resultados en la sociedad Knowmad hacia la que nos dirigimos rápidamente. Por ello, las empresas de todo tamaño procuran dotarse de estructuras flexibles, se trabaja por proyectos con equipos, así que hacer inversiones en oficinas tradicionales tratando de prever las necesidades de espacio y equipamiento para los próximos 10 años es un ejercicio imposible.

En España hay estupendos operadores que conocen muy bien las necesidades de sus usuarios y apuestan por ser un impulso para sus clientes, que luchan por actualizarse continuamente. Los espacios que pertenecemos a ProWorkSpaces apostamos por una oferta de calidad al cliente, la profesionalización de nuestra actividad y la continua evolución en los servicios que ofrecemos.

La tecnología está cada vez más presente, las proptech como misoficinas.es surgen de la necesidad de facilitar, tanto al operador de espacios flexibles como al cliente que necesita hacer uso de estos espacios, la búsqueda y selección del espacio de trabajo que más se adapte a sus necesidades, ¿crees que las proptech han ayudado a los operadores en la expansión de su negocio?

La forma de comercializar nuestros espacios y servicios ha variado también en los últimos tiempos. En la actualidad, los usuarios quieren ver todas las opciones posibles por sí mismos y requieren inmediatez en la respuesta. Por ello, necesitamos que los clientes potenciales puedan ver de forma clara y organizada las opciones ajustadas a sus preferencias. Se precisa una conexión dinámica, inmediata que nos permita conectar la oferta y la demanda. En el caso de nuestra industria, buena parte de la comercialización y la entrada de clientes se produce a través de proptech como misoficinas.es que permiten ese acceso a la información de forma organizada y sistemática.

El objetivo de la asociación es trabajar con estos operadores para conseguir que el sector continúe evolucionando y creciendo, ¿qué otras labores lleva a cabo ProWorkSpaces?

Desde la asociación trabajamos en varios ejes. Por una parte, somos la representación de nuestra industria, por lo que mantenemos relaciones con las distintas Administraciones para tratar sobre las cuestiones específicas de nuestra actividad. Somos una industria que ha adquirido volumen hace relativamente poco, y en muchos casos, las Administraciones no entienden nuestra actividad. Hemos de ayudarles a que la puedan entender mejor, defendiendo los intereses de nuestro sector. 

Trabajamos el eje de la profesionalización del sector, ayudando a nuestros asociados a conocer mejor su actividad en todos sus aspectos. Por ejemplo, contamos con una guía jurídica realizada por Cremades & Calvo Sotelo, específica para las peculiaridades de nuestra actividad.

Mantenemos una estrecha relación con los proveedores, que nos ayudan a que el servicio que prestamos a nuestros clientes sea óptimo. Les ayudamos a diseñar productos adaptados a nuestra realidad y requerimientos, tales como seguros específicos. Procuramos también que nuestros asociados puedan tener condiciones ventajosas en la compra de productos y servicios.

Realizamos labores de divulgación de nuestro sector, la acción más importante en este ámbito es la Conference que celebramos anualmente en otoño.

Ayudamos a aquellos que son nuevos en nuestra actividad, o quieren incorporarse a ella, compartiendo conocimiento con ellos.

Colaboramos con brokers para ayudar a nuestros asociados en la comercialización de sus espacios.

También trabajamos las relaciones con nuestro entorno. Somos una gran comunidad, que está compuesta no sólo por los operadores, sino por todos los relacionados con nuestra actividad, desde los proveedores hasta los clientes. Dentro de este ámbito mantenemos estrecha colaboración con organizaciones internacionales para estimular las relaciones de nuestros asociados y facilitar su asistencia a eventos internacionales, etc. Al fin y al cabo, somos fieles a nuestro claim “Linking knowledge”, compartir conocimiento.

Entre las labores de divulgación de los espacios de trabajo flexibles y de coworking se encuentra la WorkSpacesDay Conference, que este año se celebra los días 17 y 18 de octubre en Barcelona, ¿qué novedades nos puedes adelantar?

Esta edición cuenta con un programa realmente espectacular, lo que posiciona nuestro evento entre los más potentes de Europa. Hemos diseñado un formato novedoso, donde prima la conversación, con 9 mesas redondas y más de 50 ponentes concentrados en día y medio para poder analizar el presente y futuro de la oficina flexible desde todas las perspectivas, contado directamente por sus protagonistas. Por ello la llamamos “despejando las incógnitas del coworking”, como si se tratara de una ecuación con todas las preguntas que nos hacemos cada día todos los interesados en la oficina flexible. Y lo hacemos con los actores reales de la actividad, los líderes de cada uno de los temas: Si hablamos de inversión, lo hacemos con los que están invirtiendo en nuestro sector, si tratamos la expansión, con los que están creciendo de forma importante, sobre comercialización con los que comercializan nuestros espacios… y así hablamos de tecnología, de futuro… No hay otro lugar ni evento donde conocer nuestra industria de forma más real y profunda. Se trata de unas horas donde todos los interesados en la oficina flexible nos reunamos, aprendemos y nos relacionemos: operadores de todo tamaño, proveedores, brokers y un largo etcétera.