misoficinas.es entrevista a Philippe Jimenez de IWG

Philippe Jimenez es country manager en España de las empresas de trabajo flexible Regus y Spaces desde 2013. Anteriormente fue director regional de ventas para el sur de Europa, África y Oriente Medio.

Descripcion de la imagen

Es un momento dulce para las empresas de coworking y de espacios de trabajo flexible, y, como no podía ser de otra manera, el crecimiento de la demanda se está viendo acompañando también de la aparición de nuevos players que buscan hacerse un hueco en el mercado, ¿cómo ve la situación actual del mercado y hacia dónde cree que va?

Los espacios de trabajo coworking han dejado de ser una tendencia, para convertirse en una realidad que está presente en cada vez más ciudades. IWG es el principal actor dentro del panorama de los centros de trabajo flexible. Se distingue por su experiencia de más de 30 año y su red de 3.500 centros en más de 1.000 ciudades y 115 países. De hecho, con el paso del tiempo y la buena acogida de estos centros, hemos podido presenciar que han sido varias las compañías que han decidido sumarse a este modelo de negocio que cada día atrae más adeptos. En este sentido, la perspectiva de futuro sigue siendo muy positiva, con un crecimiento sostenido del mercado. La idea es llevar este modelo de trabajo cada vez a más lugares para que emprendedores y empresas puedan dar respuesta a las necesidades de desarrollo de sus proyectos de forma flexible.

Las empresas de todos los tamaños cada vez entienden más esta fórmula de trabajo como un excelente método de crear sinergias con otras empresas y emprendedores, ¿cree que en el futuro la mayor parte de las compañías habrán ubicado sus departamentos más creativos en espacios como éstos?

Todos los cambios requieren tiempo y aunque en los inicios del coworking eran las empresas de carácter más tecnológico o innovador quienes apostaban por ello, hoy en día ya no es así. Conforme avanza el tiempo, venimos observando que compañías de muy diversos perfiles escogen estos espacios por todos los beneficios que ofrecen a sus empleados, desde la flexibilidad horaria, al equilibrio entre la vida personal y laboral, a las relaciones laborales que se crean en estos centros. Además, los espacios de coworking están pensado y diseñados para potenciar la creatividad, la productividad y para lograr que las personas lleven a cabo sus proyectos en las mejores condiciones posibles; condiciones muy provechosas para cualquier empresa.

La tecnología está muy presente en las oficinas de hoy, y se espera que lo esté aún más en el futuro cercano. En el caso de las Proptech como misoficinas.es, el objetivo es beneficiar al usuario simplificando el proceso de búsqueda de espacios de trabajo adecuados a sus necesidades, ¿en qué formas utilizan la tecnología para beneficiar a sus usuarios?

Sin duda, la tecnología es un gran aliado del trabajo flexible. La revolución actual que estamos presenciando está cambiando muchos ámbitos de nuestra vida, incluyendo el terreno laboral. Hoy en día no entendemos igual el trabajo que hace 20 años, nuestros objetivos y nuestras perspectivas han cambiado. Las empresas están siendo conscientes de ello y por eso deciden apostar por la flexibilidad que ofrece el coworking. Los espacios de trabajo flexible se entienden y van de la mano de ciertos avances como el trabajo remoto, el teletrabajo, el almacenamiento de archivos en la nube, ya muy presentes en el terreno laboral y que encajan perfectamente con la filosofía de estos centros. En definitiva, la tecnología a brindado a los profesionales la libertad de elegir donde trabajar y cuando trabajar.

Dentro del ambicioso plan de expansión de IWG en España y a nivel mundial, se encuentra la colaboración con propietarios de edificios de oficinas a través del modelo de franquicia, ¿qué tipo de asociados están buscando y qué beneficios le aportan a estos propietarios?

El desarrollo del coworking está transformando el negocio inmobiliario, creemos que es muy interesante que sean los propietarios de edificios los que den un paso adelante y operen sus propios Centros con nuestras marcas y estándares operativos. Les permite diversificar su actividad, y lo más importante, rentabilizar más sus propios espacios de oficina con respecto al alquiler de espacio que realizan habitualmente.

Pero los propietarios no es el único perfil que buscamos. Los multifranquiciados del sector retail es otro de los perfiles que nos interesan mucho, así como Family Offices y Fondos de Inversión. En Europa es más habitual que en España la figura del multifranquiciado que diversifica y opera franquicias en varios sectores. Más allá del perfil buscamos socios con capacidad para abrir varios Centros en una región. Esto aporta volumen y una mayor rentabilidad que si se abre un solo Centro.

Este plan de crecimiento se ha materializado en nuevas aperturas en las últimas semanas, que en el caso de Regus se han producido en ciudades como Toledo o Murcia. En su opinión, que estas nuevas aperturas se produzcan fuera de Barcelona y Madrid, que hasta el momento siempre han sido las grandes protagonistas a nivel nacional, ¿significa que el mercado está alcanzando su madurez o en su opinión aún queda camino por recorrer?

Madrid y Barcelona fueron las primeras ciudades españolas que acogieron el coworking. Tiene sentido dado que son grandes urbes con multitud de compañías y donde este tipo de espacios iban tener una gran acogida. Sin embargo, los espacios de coworking no solo tienen cabida en grandes ciudades y grandes compañías. De hecho, para las startups o perfiles freelance este modelo ofrece servicios muy ventajosos que les ayuda en su crecimiento.

Día a día vemos que la gente que descubre este modelo lo escogería y los implantaría en su rutina diaria. La apertura de centros en ciudades como Murcia y Toledo es una prueba más de cómo el coworking se ajusta y puede ser provechoso para ciudades con diferente perfil empresarial. Las ventajas en términos de flexibilidad, agilidad, ahorros en costes, incremento de la productividad y de la satisfacción del trabajo y la atracción del talento son igual de importantes en las grandes capitales como en las ciudades más pequeñas . El trabajo flexible no tiene fronteras.

Además, dentro del mercado del coworking y los espacios de trabajo flexible están surgiendo compañías especializadas en nichos que tienen determinadas necesidades especiales (altos ejecutivos, etc.). Por ello, dentro del paraguas de IWG existen otras firmas, como No 18 y HQ, que empezarán a operar en España a partir de este año, e incluso se especula sobre la posible de Signature by Regus, ¿qué podría decirnos acerca de esta evolución del mercado?

Desde nuestros inicios, IWG ha creado sus diferentes marcas con el objetivo de satisfacer de la manera más personalizada las necesidades. Tenemos un objetivo global común, dentro del cual diferenciamos y adaptamos la identidad de nuestras marcas. Cada marca está posicionada en un segmento de mercado con servicios y precios adaptado al mismo.

En el futuro continuaremos dando respuesta a las necesidades cambiantes del mercado y de nuestros clientes.