RAZONES PARA ALQUILAR UNA OFICINA - 02/07/2013

RAZONES PARA ALQUILAR UNA OFICINA

Todo indica que estamos en el mejor momento para cambiar de oficina o instalarnos en nuestra primera sede.

Descripcion de la imagen

CBD

Probablemente si nos ponemos a buscar en Internet encontraremos una gran cantidad de artículos, noticias, comentarios, que griten a los cuatro vientos que las oficinas se están quedando vacías y que la crisis del sector inmobiliario no termina.

 

Sin embargo, si vemos el lado positivo, resulta que en una mano tenemos un crecimiento de PYMES y autónomos que necesitan un espacio pequeño en el que empezar y un grupo de empresas cuyos contratos de alquiler están a punto de vencer y buscan algo más económico, y en la otra mano nos encontramos con esas localizaciones perfectas para todos ellos, esas oficinas que se han quedado vacías.

 

Ahora bien, ¿por qué es ahora el momento propicio para llevar a cabo ese cambio o dar ese gran paso de instalarse en una oficina? Avial Redondo, director general de División Agencia de Aguirre Newman, en un artículo del diario El País habla de cuatro razones.

 

La primera, de carácter económico, es clara, los precios medios de alquiler de oficinas en Madrid y Barcelona han caído alrededor de un 40%.

 

La segunda tiene que ver con renovarse, trasladar a los clientes y a los trabajadores una nueva imagen de fuerza y a la vez romper con lo que no funciona.

 

La tercera razón llega por lo que comentábamos al principio, las tasas de disponibilidad de oficinas han crecido y además se han terminado edificios modernos, por lo que hay más dónde elegir y de mejor calidad.

 

Las nuevas formas de trabajo y los ajustes de plantilla nos traen la última razón, ahorrar haciendo un buen uso de un menor espacio.

 

Así pues, el mercado ofrece mejores oficinas, a precios más bajos y las empresas se dan cuenta de la necesidad de aprovechar cada metro cuadrado, de la importancia de cambiar de imagen empezando por la nueva sede. Tienen al alcance de la mano edificios y despachos que antes no podían ni plantearse y hay que aprovecharlo.

 

Resumiendo, una bajada de precios de entorno al 40%, nuevas necesidades y más oferta hacen que alquilar una nueva sede sea la primera forma de ahorro y la mejor manera de renovarse ante la crisis.