Las oficinas de General motors en Manhattan las más valiosas del mundo. - 06/06/2013

Las oficinas de General motors en Manhattan las más valiosas del mundo.

Así se consideran después de que los familiares del constructor inmobiliario chino Zhang Xin y el imperio bancario de la familia brasileña Safra hayan adquirido una participación del 40 por ciento en el rascacielos de 50 pisos por valor aproximado de 1.400 millones de dólares

Descripcion de la imagen

En plena recuperación del mercado inmobiliario en Estados Unidos, el sector comercial y de oficinas en Manhattan está que arde con ofertas de miles de millones de dólares. Las últimas operaciones ponen de manifiesto que la jungla de asfalto sigue siendo un lugar atractivo, especialmente para inversores chinos y brasileños.

De hecho, el General Motors Building de Nueva York se ha convertido en el edificio de oficinas más valioso de Estados Unidos después de que los familiares del constructor inmobiliario chino Zhang Xin y el imperio bancario de la familia brasileña Safra hayan adquirido una participación del 40 por ciento en el rascacielos de 50 pisos por valor aproximado de 1.400 millones de dólares.

Con esta transacción sobre la mesa, la operación valora el edificio de GM en 3.400 millones de dólares. Un acuerdo que sigue al de Carlyle, que ha puesto a la venta de un edificio de 27 plantas en Manhattan por 1.300 millones de dólares.

Zhang es el multimillonario fundador y director ejecutivo de Soho China Ltd, el mayor promotor en el distrito central de negocios de Pekín. Su familia y M. Safra & Co., la empresa de inversión con sede en Nueva York de la familia Safra, han comprado la participación a través de una entidad llamada Sungate Trust, según informaron varias fuentes a Bloomberg. El General Motors Building ocupa la manzana completa entre la Quinta Avenida y Madison y las calles 58 y 59 de la ciudad. Entre los actuales inquilinos destacan firmas como Estée Lauder Cos, Icahn Enterprises o el bufete de abogados Weil, Gotshal y Manges.

El precio implica que la torre, de 185.800 metros cuadrados, tiene un valor de aproximado 3.400 millones, el valor más alto para una propiedad de oficinas en EEUU. El edificio de 50 pisos destaca por su composición de mármol y por su tienda de Apple. El rascacielos fue construido en 1968 y diseñado por el arquitecto Edward Durell Stone.