Fomento, Comunidad y Ayuntamiento de Madrid dan luz verde a la Operación Chamartín - 30/01/2015

Fomento, Comunidad y Ayuntamiento de Madrid dan luz verde a la Operación Chamartín

El proyecto inmobiliario, que supondrá la transformación y modernización de una zona de más de 3 millones de metros cuadrados del norte de la capital, ya está en marcha.

Descripcion de la imagen

La Operación Chamartín ya tiene luz verde. La ministra de Fomento, el presidente de la Comunidad de Madrid, la alcaldesa de la capital y el presidente de BBVA anunciarán hoy la luz verde definitiva al desarrollo de la Operación Chamartín.

El proyecto permitirá regenerar una de las principales zonas del norte de la ciudad, que conllevará el soterramiento de las vías de la estación de Chamartín y permitirá reactivar la prolongación del Paseo de la Castellana a lo largo de 3,7 kilómetros. Este ambicioso proyecto congelado desde 1993, por las revisiones del Plan Parcial de Urbanismo, entre otros aspectos, ha frenado su puesta en marcha casi dos décadas.

Según el plan aprobado por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, el terreno afectado por el proyecto serían 132 manzanas, 50 de ellas tendrían usos residenciales, se levantarán 16.000 viviendas y todo el desarrollo conllevará una inversión superior a los 11.000 millones. Esta área, con edificios de entre diez y treinta y cinco plantas, se situaría principalmente en el espacio comprendido entre la Castellana y el casco histórico de Fuencarral. El resto de estas manzanas se encontraría en el entorno de la actual Estación de Chamartín y de la Estación de Clasificación de Correos. El terreno dedicado a equipamientos sociales se encontraría en el entorno de la M-30, cerca de la ya proyectada Ciudad de la Justicia.

El resto del terreno afectado por la Operación Chamartín se vería dedicado a edificios de oficinas, para lo que se van a dedicar 1,2 millones de euros que están inicialmente reservados para este fin. La idea planteada hasta ahora contempla la construcción de una quincena de torres de entre veinte y noventa plantas, algunas de las cuales podrían superar los trescientos metros, con lo que se convertirían en las más altas de España.

El proyecto incluye también una apuesta turística en forma de 165.000 metros cuadrados de superficie hotelera y un espacio similar para actividad comercial.

La Operación Chamartín supondrá reconvertir el terreno que actualmente ocupan las vías del tren de la Estación de Chamartín en suelo urbanizable y permitirá modernizar cerca de 3 millones de metros cuadrados de superficie. El diseño y la planificación del proyecto, que se va a ejecutar en fases independientes en función de la demanda, ha corrido a cargo de Richard Rogers y la ingeniería ARUP.

En 2011 se calculó que la operación generaría 699 millones de euros en el PIB de la ciudad y 1.584 millones en el PIB de España, así como 20.000 puestos de trabajo, sostenidos durante los 12 años de ejecución del proyecto. A largo plazo, 88.000 trabajadores se incorporarían a los espacios de actividad previstos dentro de ese ámbito y se generaría un Valor Añadido Bruto de 7.236 millones de euros en 2022, según informó entonces el Ayuntamiento de Madrid.