Nuevos movimientos en el mercado de alquiler de oficinas en Madrid. - 24/10/2012

Nuevos movimientos en el mercado de alquiler de oficinas en Madrid.

Descripcion de la imagen


El mercado de oficinas de la capital, pese a tener una tasa de ocupación más baja que otros años sigue teniendo movimiento gracias a algunas empresas que aprovechan las buenas condiciones que se ofrecen, sobre todo en zonas Prime.                                                                                     

 Uno de los ejemplos es el alquiler de el edificio Castelar ubicado en el número 50 del Paseo de la Castellana 50 que será la nueva sede del despacho de abogados de José Pedro Pérez Llorca, de (ex ministro de Asuntos Exteriores en el Gobierno de UCD), anteriormente situado en la calle Alcalá.El edificio, que cuenta con 6.500 metros cuadrados, distribuidos en 12 plantas, se construyó en años ochenta, con el objetivo de convertirse en sede del Banco Coca, pero cuando este fue absorbido por Banesto, fue vendido a Mutua Madrileña quien se lo alquiló a la aseguradora Catalana de Occidente. Tras la finalización de este contrato, Mutua Madrileña ha rehabilitado el edificio y se lo a alquilado al bufete Pérez Llorca

 

Hay otros bufetes que cambian de sede como s la británica Linklaters que el edificio en el que estaban ubicados hasta ahora,en  la calle Zurbarán esquina al Paseo de la Castellana  y se traslada a la calle Almagro,  al edificio de Mutua de Arquitectos, Premaat.En la calle Almagro número nueve  acaba de instalarse el despacho de abogados Cuatrecasas Gonçalves Preira,   se ha instalado en el edificio que fuera sede de Mutua Madrileña durante muchos años situado en la calle Almagro número nueve   y que fue adquirido por la inversora andorrana Maria Reig y , tras rehabilitación, ha sido ocupado por el bufete de Cutrecasas.Al traslado de Swcheppes a Castellana, 200, le ha seguido el de la consultora inmobiliaria internacional CBRE que deja Torre Picasso, tras la compra del edificio por Amancio Ortega, fundador y mayor accionista de Inditex y haber perdido la administración del inmueble.