Rakuten podría mudarse a Barcelona - 05/12/2018

Rakuten podría mudarse a Barcelona

Rakuten, que hace dos años se convirtió en patrocinador oficial del FC Barcelona, estaría barajando la opción de adquirir un edificio emblemático en la capital catalana para ubicar su sede europea en una operación que supondría una inversión millonaria y generaría centenares de puestos de trabajo.

Descripcion de la imagen

El grupo japonés Rakuten, un gigante del comercio electrónico, la producción audiovisual y servicios financieros, estudia el traslado de su sede europea de Luxemburgo a Barcelona. Rakuten, actual patrocinador del FC Barcelona, lleva sopesando desde hace tiempo la posibilidad de reforzarse en Barcelona, después del éxito de la adquisición, en el 2012, de Wuaki Tv, una startup nacida en la ciudad sobre la que ha sustentado su división digital en Europa.

Del proyecto ya han sido informados el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el vicepresidente y conseller de Economía, Pere Aragonès.

La multinacional nipona, que dirige Hiroshi Mikitani, uno de los hombres más ricos del mundo según la revista Forbes, ha contactado con la patronal Foment del Treball a través de la consultora PwC en busca de garantías institucionales de estabilidad para sus inversiones.

En este sentido, Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment, ha anunciado durante una rueda de prensa que un gran grupo multinacional planeaba instalarse en Barcelona. Sin facilitar el nombre de Rakuten, se limitó a explicar que de una compañía no europea, aunque con diversas sedes en la UE, de talla mundial está muy interesado en traer su sede europea a Barcelona con inversiones de “centenares de millones de euros” y “muchos puestos de trabajo”.

Entre los activos barceloneses más valorados por la multinacional destacan el puerto de Barcelona –muy importante para una plataforma logística de comercio electrónico– y el ecosistema digital desarrollado en torno a la Barcelona Tech City.

París y Berlín también podrían convertirse en la nueva sede europea de Rakuten, ya que el grupo tiene oficinas en ambas ciudades. Sin embargo, la idea de instalar una sede emblemática en Barcelona no es nueva, pues la multinacional lleva más de un año estudiando la posibilidad de comprar un edificio, como ha hecho en Silicon Valley, y en el que podrían trabajar entre 500 y 1.000 personas. El proyecto ahora podría tomar el impulso definitivo.