El mercado inmobiliario español crece en consonancia con la buena marcha de la economía - 14/12/2017

El mercado inmobiliario español crece en consonancia con la buena marcha de la economía

De cara al próximo año, se mantiene la visión de crecimiento sostenido de la inversión en todos los mercados prime, destacando las firmes proyecciones de los sectores retail y oficinas.

Descripcion de la imagen

RICS, la organización internacional de referencia en acreditación del sector inmobiliario, e Iberian Property, han elaborado su informe Global Commercial Property Monitor correspondiente al tercer trimestre de 2017, una guía sobre las tendencias de inversión y ocupación de espacios comerciales a nivel global. Además de las perspectivas internacionales, este informe recoge proyecciones para el mercado inmobiliario español, en el que se espera que la sólida demanda eleve las rentas y el valor de los activos. 

En el plano internacional, el informe prevé una mejora continuada y sostenida del sentimiento en la mayoría de los países analizados, tanto desde el punto de vista de la ocupación como de la inversión.

Los pronósticos en lo que respecta a la ocupación son optimistas, especialmente en Europa. El Índice de Sentimiento de la ocupación muestra una tendencia en línea con el crecimiento económico de los países, lo que explica que Hungría, Bulgaria, República Checa, España o Portugal hayan obtenido algunas de las previsiones más favorables. En el caso de la inversión, los 12 primeros puestos del Índice de Sentimiento de Inversión (sobre un total de 32), han correspondido a países europeos.

El Índice de Sentimiento de Inversión (Investment Sentiment Index) de España se ha situado en el último trimestre en un +33 (el dato se obtiene comparando el porcentaje de respuestas que afirman haber percibido una mejoría en cada campo en relación a las que han señalado un empeoramiento). Aunque la cifra constata un leve descenso que se prolonga en los dos últimos trimestres (en el primero del año fue de +49), el dato refleja que son muchas más las opiniones favorables que las desfavorables, lo que constata el buen momento que atraviesa la actividad inversora.

Las muestras de interés de los potenciales inversores han seguido creciendo en cada área de mercado, con ascensos más pronunciados en los sectores retail e industrial y mayor moderación en el de oficinas. El interés de los inversores internacionales también ha aumentado en todas las áreas a un ritmo similar al de los últimos cuatro trimestres.

Por su parte, la oferta de activos para intereses inversores se ha mantenido estable durante el tercer trimestre, siendo la primera vez desde 2015 en que no se produce un descenso.

En el curso de los próximos 12 meses, las perspectivas mantienen una visión de crecimiento sostenido en todos los mercados prime, destacando el dinamismo de los sectores retail y oficinas. Las previsiones de los mercados secundarios también se presentan optimistas, aunque de una forma más modesta.

Mientras, el Índice de Sentimiento de Ocupación (Occupier Sentiment Index) en España, que combina una serie de medidas que reflejan las condiciones generales del mercado de ocupación, se ha situado en este trimestre en un +39. Aunque esta cifra no es tan robusta como las registradas en los anteriores trimestres del año, sigue siendo indicativa del buen momento que atraviesa el sector. 

La demanda de alquiler ha seguido creciendo en cada área del mercado (oficinas, industrial y retail), dando continuidad a una racha que se remonta a 2013.

De nuevo, cada área ha experimentado una reducción del espacio disponible para ocupación, hecho que se ha constatado especialmente en el sector oficinas. De este modo, la fuerte demanda y la disminución de la oferta han resultado en un incremento de los precios que ha tensionado las rentas.

Las expectativas de alquiler en lo que queda de año son muy positivas en cada uno de los subsectores, destacando especialmente los casos de las oficinas prime y los espacios de retail, aunque también se prevé un incremento de los alquileres en los mercados secundarios; eso sí, a un ritmo más modesto que en las localizaciones prime.