La antigua sede de la agencia EFE será reconvertida en un proyecto residencial de lujo - 30/03/2016

La antigua sede de la agencia EFE será reconvertida en un proyecto residencial de lujo

El inmueble albergó la histórica sede de la agencia de noticias EFE durante 35 años, hasta 2013.

Descripcion de la imagen

CBRE ha asesorado al Grupo BBVA en la venta del edificio situado en la madrileña calle Espronceda, 32-34 al fondo Eurostone, que ha sido asesorado por Gabinete Inmobiliario y J.Pueche en esta operación.

El inmueble, que cuenta con más de 8.000 metros cuadrados de superficie divididos en siete plantas y más de 200 plazas de parking, albergó la histórica sede de la agencia de noticias EFE durante 35 años, hasta 2013.

Eurostone es un fondo de inversión que ya ha invertido en Madrid con la compra de un inmueble en la calle Génova nº 7 y en Barcelona, en tres edificios, con excelentes ubicaciones y para su transformación en viviendas de lujo.

En el edificio Espronceda 32 Eurostone tiene previsto desarrollar en colaboración con el prestigioso estudio de arquitectura Lamela un proyecto residencial de lujo que sin duda será un referente en el mercado de la capital. Además, el nuevo edificio contará con una dotación de más de 230 plazas de aparcamiento y 1.700 m² de superficie comercial.

El edificio, forma parte de la Portfolio Zafiro cuya comercialización gestiona en exclusiva CBRE. La cartera está compuesta por diferentes edificios de oficinas ubicados en las principales ciudades españolas, así como en Lisboa, una superficie global de más de 100.000 metros cuadrados y 1.300 plazas de aparcamiento. El proceso ha levantado el interés de numerosos fondos tanto nacionales como internacionales y se encuentra en una fase avanzada de cierre.

Como comenta Paloma Relinque Directora Nacional de Inversiones de CBRE, “esta operación representa la consolidación del interés de los fondos internacionales por invertir en el sector inmobiliario español. Además, este proyecto supone una excelente oportunidad para el desarrollo residencial; en primer lugar, por su ubicación, en el emblemático barrio de Chamberí, y en segundo lugar por la escasez de oferta de vivienda nueva dentro de la M-30”.