Madrid y Barcelona, en el top ten de las opciones de inversión inmobiliaria en Europa - 16/03/2016

Madrid y Barcelona, en el top ten de las opciones de inversión inmobiliaria en Europa

Savills ha anunciado las que considera las diez mejores opciones de inversión inmobiliaria en Europa, divididas según perfiles de riesgo. En los distintos casos, Madrid y Barcelona presentan alternativas con buenas perspectivas frente a otras ciudades europeas.

Descripcion de la imagen

Marcus Lemli, director de inversión para Savills Europa, explica que “para 2016 prevemos que el volumen de inversión en el mercado inmobiliario terciario europeo crezca en torno al 3-5%, ya que se mantiene como una de las mejores localizaciones para obtener buenas rentabilidades. Sin embargo, los inversores buscan activamente diversificar  sus carteras y por tanto, en lugar de concentración en localizaciones clave, se verá mayor distribución por todo el continente. Una misma ciudad puede ofrecer múltiples oportunidades tanto para inversores más oportunistas como para los más prudentes.”

La consultora establece que las inversiones ideales para los inversores con aversión al riesgo son los centros comerciales en ciudades principales, como Berlín, Londres, Madrid y Milán; oficinas prime “verdes” en smart cities y ciudades innovadoras, como Berlín, Dublín, Estocolmo, Barcelona o Varsovia,  y en capitales donde este tipo de producto es escaso, como Madrid; logístico para e-commerce: la innovación en el sector minorista europeo, que en 2015 registró un crecimiento del 22% en e-commerce, impulsará la continua demanda de espacio para almacenaje y distribución en todas las grandes áreas urbanas, en particular en las ciudades más grandes del continente, como Londres, Madrid y París; locales en las principales calles comerciales de ciudades turísticas: Milán, París, Madrid, Ámsterdam y Londres continuarán  con una alta afluencia de visitantes extranjeros.; y eesidencias de estudiantes en mercados con creciente número de estudiantes internacionales.

En cuanto a inversores con mayor tolerancia al riesgo, las apuestas son salud en Francia y Alemania; oficinas en Europa Central y del Este, en países como Polonia, Hungría, Rumanía o Eslovaquia; micro-apartamentos en las principales ciudades europeas como Londres, París y Madrid y en ciudades secundarias que se están convirtiendo en grandes centros de innovación, como Berlín, Dublín, Barcelona, Ámsterdam o Estocolmo; y centros comerciales de alto rendimiento en mercados en recuperación.