LED, la fuente de iluminación del futuro en las oficinas - 13/02/2014

LED, la fuente de iluminación del futuro en las oficinas

La inversión necesaria para cambiar la iluminación a tecnología LED se recupera en dos años

Descripcion de la imagen

La iluminación LED reduce elementos contaminantes

La tecnología LED es un sistema de iluminación que será la principal fuente de luz del futuro, debido a su continua evolución y a sus demostradas ventajas, según los expertos consultados por misoficinas.es.

La principal ventaja de esta tecnología frente a  los demás sistemas de iluminación es su mayor sostenibilidad, ya que consume mucha menos energía, tiene una mayor durabilidad y no contiene elementos contaminantes.

Sus aplicaciones son numerosas; casas, oficinas, industrias, alumbrado público, semaforización, comercios, etc., y su uso cada vez más extendido.

Centrándonos en la iluminación de oficinas, y teniendo en cuenta que el peso de esta en la factura energética es de alrededor del 30%, es lógico pensar que en un futuro próximo la tecnología  LED será la opción elegida por la mayoría de los usuarios.

Actualmente la solución más adoptada para la iluminación de oficinas es la fluorescencia mediante tubos. “En comparación con este tipo de iluminación, está demostrado que el tubo LED consume aproximadamente un 50% menos y  que su vida útil  es 4 veces mayor”, según nos informa Jaime Esteve Portolés, Ingeniero de Caminos experto en grandes instalaciones de este  tipo de iluminación.

Lo más destacable no sólo es que la tecnología LED gasta menos y dura más, sino que aunque su precio es mayor que las tecnologías de iluminación más extendidas actualmente, la inversión realizada para su instalación se recupera en poco tiempo (alrededor de dos años). El ahorro se genera no solo por su menor consumo, sino también por su reducido mantenimiento, ya que al tener una vida más larga, el número de reposiciones a realizar es menor. Con estos plazos para el retorno de la inversión, la tecnología LED parece una opción  de presente y no sólo de futuro. Tanto es así que ya hay grandes firmas españolas del sector  retail que han migrado su sistema de iluminación a tecnología LED.

Pero no solo el ahorro es reseñable, ya que desde el punto de vista técnico sus ventajas  son también evidentes. Los dispositivos LED poseen altos índices de reproducción cromática, es decir, reproduce muy bien la luz natural, lo que es más beneficioso para la vista. Este tipo de iluminación también es más eficiente al emplear luz directa, y provoca menor dispersión de la misma. Desde el punto de vista visual también tiene el atractivo de ofrecer una amplia gama de colores y tonos. Y desde el punto de vista de la instalación, ésta es muy sencilla, ya que no es necesaria la sustitución de portalámparas ni la adecuación de la instalación eléctrica existente.

 Parece que si la tecnología LED consume menos, contamina menos, mejora los niveles lumínicos, y tiene unos plazos razonables para el retorno de la inversión, es ya una alternativa para el presente y no solo para el futuro.