El Mercado de Oficinas en Madrid no será un año para el optimismo en 2012. - 28/02/2012

El Mercado de Oficinas en Madrid no será un año para el optimismo en 2012.

Los diferentes estudios de mercado realizados nos muestran que 2012 no será un año para el optimismo.

Descripcion de la imagen

El mercado de inversión de oficinas estrenó el año con 400 millones de euros con la venta de Torre Picasso superando en un 10% el volumen total de 2011. Sin embargo, esta operación ha sido una excepción. Sigue existiendo una gran desconfianza por parte de os inversores internacionales acerca el futuro del mercado español debido en gran medida por la incertidumbre económica.  Por otro lado las dificultades de acceso al crédito y el encarecimiento de la financiación han dejado vía libre a los fondos nacionales que dispongan de liquidez, si bien la capacidad de adquisición se limita a volúmenes discretos, entre 30 y 50 millones de euros.

Es el precio y los grandes descuentos los que están conllevando contrataciones voluminosas, pero siguen siendo las oficinas inferiores a 500m2 las más demandadas

El desequilibrio entre oferta y demanda continúa presionando las rentas a la baja tanto en el CBD como en áreas periféricas. El valor teórico en el último trimestre del año en el CBD se situó en torno a los 26 ?/m²/mes un -2% respecto al trimestre anterior y del 5,5% en la comparativa interanual. El nivel alcanzado en el pico de mercado queda cada vez más alejado, situándose al cierre 2011 en -38%. El valor más alto del mercado pudimos verlo en el Paseo de la Castellana (28 ?/m²/mes) aunque se trata de un dato aislado y no debemos tomarlo como síntoma de recuperación del sector.

El mercado de oficinas en España durante este año 2012 se mantendrá existiendo incluso la posibilidad de una caída aún más de los precios, en cambio en 2013 comenzarán los primeros grandes signos de reactivación del sector. El ritmo del mercado vendrá marcado principalmente por los fondos nacionales con liquidez y el interés de los internacionales en España estará centrado en otros sectores como el retail, si bien, los fondos oportunistas estarán atentos ante oportunidades que surjan en productos ?distressed?.