Rascacielos y sostenibilidad - 29/11/2013

Rascacielos y sostenibilidad

Los mega rascacielos son la punta de la tecnología en la industria de la construcción de edificios y sus mejoras e innovaciones se aplican en todo tipo de edificios.

Descripcion de la imagen

Burj Kahlifa

(Artículo completo en pdf al final de la noticia)

El Consejo del los Edificios Altos y el Habitat Urbano -CEAHU (CTBUH de sus siglas en inglés) define los rascacielos en cuatro categorías: rascacielos- por encima de 150m, súper rascacielos- por encima de 300m, mega rascacielos- por encima de 600m, híper rascacielos- por encima de 1.200 m. También define los edificios bajos hasta 10m, de altura media hasta 75m y altos hasta los 150m. Los rascacielos más grandes se construyeron de 1965 a 1973; las dos torres gemelas del atentado, World Trade Center totalizaban 836.127 m2 de espacio de oficinas y la Torre Willis (antes Sears) de Chicago, el edificio más alto de su tiempo tiene 371.600 m2 de oficinas con 442 m de altura. Burj Kahlifa, persiguiendo LEED-Oro, tiene 828 m de altura, más del doble, pero solo tiene 306.580 m2 de espacio de oficinas. Ninguno de los nuevos mega rascacielos en diseño o construcción actualmente sobrepasa los 371.600 m2 de espacio interior.

Los mega rascacielos son la punta de la tecnología en la industria de la construcción de edificios. Las mejoras, las innovaciones, los materiales, las tecnologías y productos aplicados en ellos para superar los grandes retos que supone separarse cada vez mas del suelo, con el tiempo percolan y se aplican en los edificios más bajos y en nuestras viviendas. Además, el CEAHU indica que los mega edificios tienen una serie de ventajas ya que cogen el aire de la parte alta para climatizar, que está 10-15ºC más fresco y con una humedad relativa más baja que a nivel de calle, que al ser más frío cuesta menos bombear, ventilar, climatizar y deshumidificar, es más limpio al tener menos partículas (50%), pueden generar eólica y recoger agua de condensación. Sin embargo también tiene sus inconvenientes ya que la energía embebida por unidad de área construida bruta es generalmente mayor, la energía para operar y mantener el edificio es mucho mayor ya que cuesta más subir a las personas, el agua y los materiales. Las cargas de enfriamiento y mantenimiento son mayores. La eficiencia del área neta alquilable es menor ya que los requisitos de estructuras, ascensores, salidas y escaleras son mucho mayores y ocupan su espacio.

Pero siempre hay que tener en cuenta que un súper rascacielos, no es “per-se” más sostenible, ni mejor que un edificio bajo, ya que tiene un gran impacto en donde se implanta, puesto que las redes de tuberías; eléctricas, agua potable, saneamiento, comunicaciones y los sistemas de transporte, vehículos, población que desplaza diariamente, los suministros para la vida humana de todo tipo que necesita y los residuos que generan, absorben una gran cantidad de recursos de una extensa región alrededor del mismo, como las raíces de un gran árbol.

Los rascacielos se suelen hacer por dos grandes razones: densidad u orgullo o por ambas a la vez. En Manhatan, Singapur y Hong Kong la razón es la clara falta de espacio físico en el territorio. Para la Torre Willis, el Burj Khalifa o las Cuatro Torres de Madrid es fundamentalmente el orgullo y ego de sus propietarios o corporaciones, siendo este su escultura en la ciudad, su icono, el trofeo símbolo de su éxito.

Pero la clave actual en los súper mega edificios, no es ninguna de las anteriores, es buscar el equilibrio de todos los sistemas para lograr la máxima sostenibilidad, y así, en casi todos los rascacielos actualmente en construcción en las ciudades Chinas, los dueños han establecido como objetivo mínimo la Certificación LEED-NCv3 Oro, (China tiene en el programa LEED más de 1.450 edificios, el mayor numero fuera de EE.UU.).