El síndrome del edificio enfermo (SEE) - 18/10/2013

El síndrome del edificio enfermo (SEE)

La Organización Mundial de la Salud ha definido el síndrome del edificio enfermo como un conjunto de enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación del aire en estos espacios cerrados.

Descripcion de la imagen

Edificio enfermo

El edificio enfermo es un edificio que presenta problemas, y aunque se puede pensar en edificios antiguos, lo normal es que sean inmuebles de reciente construcción o que han sufrido una remodelación, equipados con modernos sistemas de refrigeración y calefacción, aunque también pueden estar ventilados de forma natural. Lo característico de estos edificios es que más de un 20% de sus ocupantes presentan quejas sobre su salud con causas difíciles de identificar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) diferencia entre dos tipos distintos de edificio enfermo,  los edificios  temporalmente enfermos, en el que se incluyen edificios nuevos o de reciente remodelación en los que los síntomas disminuyen y desaparecen con el tiempo, aproximadamente medio año, y los edificios permanentemente enfermos cuando los  síntomas persisten, a menudo durante años, a pesar de haberse tomado medidas para solucionar los problemas.

Ahora bien, Síndrome del edificio enfermo (SEE) es el nombre que se da al conjunto de síntomas diversos que presentan, predominantemente, los individuos en estos edificios y que no van en general acompañados de ninguna lesión orgánica o signo físico, diagnosticándose, a menudo, por exclusión. Por normal general se trata de un conjunto de molestias originadas por la mala ventilación, la descompensación de temperaturas, las cargas iónicas y electromagnéticas, las partículas en suspensión, los gases y vapores de origen químico y los bioaerosoles, entre otros agentes causales identificados.

Las características comunes a todos los edificios enfermos son:

  • Casi siempre tienen un sistema de ventilación forzada que generalmente es común a todo el edificio o a amplios sectores y  existe recirculación parcial del aire. Algunos edificios tienen la localización de las tomas de renovación de aire en lugares  inadecuados mientras que otros usan intercambiadores de calor que transfieren los contaminantes desde el aire de retorno al  aire de suministro.
  •  Con frecuencia son de construcción ligera y poco costosa.
  •  Las superficies interiores están en gran parte recubiertas con material textil, incluyendo paredes, suelos y otros elementos de diseño interior, lo cual favorece una elevada relación entre superficie interior y volumen.
  • Practican el ahorro energético y se mantienen relativamente calientes con un ambiente térmico homogéneo.
  • Se caracterizan por ser edificios herméticos en los que, por ejemplo, las ventanas no pueden abrirse

En cuanto al síndrome, destacan entre sus causas la contaminación interior del aire, los perfumes artificiales, la pobre inapropiada e incluso excesiva iluminación (esta última genera reflejos en las pantallas de trabajo), mal posicionamiento de los sistemas de calefacción y/o aire acondicionado, mala acústica y pobre ergonomía.

La solución pasa por la remoción de las fuentes contaminantes o su modificación, para lo que se recomienda reemplazar paredes y carpetas sellados al agua, almacenar fuera fuentes de emisiones contaminantes como adhesivos, pinturas, pesticidas, cambiar de sitio las fuentes de frío y calor y los sistemas de renovación de aire para que nunca estén sobre las cabezas o cuerpos de los ocupantes.